25.4 C
Corrientes
sábado, 27 Feb 2021
Inicio Entretenimiento De vender celulares a ser la asistente de Lizy Tagliani luego de...

De vender celulares a ser la asistente de Lizy Tagliani luego de un encuentro fortuito: la vida de Floppy Cucu

De vender celulares a ser la asistente de Lizy Tagliani luego de un encuentro fortuito: la vida de Floppy Cucu

Tenía 33 años. Y desde 2013 era inseparable de la conductora de Telefe. De qué manera se conocieron. Y cómo nació esa química que las llevaba a entenderse con solo una mirada.

Todo empezó como una broma. O varias, en verdad. Matafuegos y Papá Noel fueron apenas dos de los apodos que esa noche de 2013, en una disco de Adrogué, Lizy Tagliani le dijo a Floppy Cucu. Es que la vio enteramente vestida con lentejuelas rojas y una galera gigante, en la que entrarían decenas de conejos, y no pudo evitar las bromas. Entonces, se rieron juntas. Y se rieron mucho.

A la noche siguiente Floppy fue a verla a un show, sin avisarle. No había modo: ni siquiera tenía su teléfono. Cuando Lizy la divisó entre los espectadores que hacían fila en la entrada al lugar, la hizo pasar. Sería su invitada especial. Terminaron con las primeras luces del domingo bailando en la disco América. Y a partir de allí, se hicieron amigas.

Como Fabián Peloc, de lunes a sábados se desempeñaba como vendedor de celulares en un local de Temperley. Al terminar la semana, compraba facturas y se acercaba hasta la peluquería de Lizy para ser La Floppy, como la bautizó la humorista. Siempre llegaba con un regalo bajo el brazo: le obsequiaba un par de medias can can. Eran horas y horas de charla, mate de por medio. Y una amistad que pronto se hizo entrañable.

Con los meses Floppy se convirtió en su asistente por completo, en tiempo y forma. Estaba para lo que necesitara, a la hora que fuera. Pero primero, lo profesional: se encargaba del look de la conductora de Telefe. Llegaba al estudio (o el camarín, cuando hacía teatro) antes que nadie y evaluaba las distintas opciones y cómo combinarlas. Maquillaje, peinado y vestuario: solo ella sabía lo que resultaría más adecuado para Tagliani, quien no tenía dudas sobre sus consejos.

“No hace falta que nos digamos nada: nos entendemos con las miradas”, solía decir su asistente. Porque eran incondicionales: “Hincha a morir de Amiss LizyTagliani”, decía el perfil de Twitter de Floppy Bombón, como también la conocían. Siempre entendió que la fama le pertenecía a su amiga. Y que su rol en el mundo del espectáculo era el de su asistente. Sin embargo, se asombraba cuando la reconocían por la calle. Y no podía evitar sonrojarse cuando le pedían una selfie.

En 2015 Floppy se hizo amiga de Lourdes Sánchez cuando Lizy participó de la temporada teatral en Carlos Paz con la obra Casa Fantasma. La esposa de Pablo el Chato Prada la impulsó a subir a las tablas: fue el Payaso Papelón en El Universo de Lourdes. Y también llegó a desempeñarse como niñera de su hijo, Valentín.

Lizy, su amis -como se llamaban mutuamente- le dedicó un último chiste hace unos días, por Twitter. “Te extraño. Por suerte, siempre estás de alguna forma”, le escribió, al pie de dos muñecas un tanto grotescas que parecían representarlas juntas, como lo estuvieron en todos esos años. ¿La respuesta de su amiga? Apenas si le alcanzaron los caracteres para expresar su carcajada. En junio las dos habían dado positivo de coronavirus: eso también lo enfrentaron juntas. El 29 de ese mes Floppy celebró que un nuevo hisopado le había dado negativo. Había superado el COVID-19.

Muy creyente, las redes sociales de Floppy están cargadas de oraciones. Su último posteo en Instagram es de principios de julio, con una imagen de Jesús y una frase: “Yo confío en ti, Señor”. Lo más reciente en Twitter es del sábado, cuando compartió un mensaje del papa Francisco: “El Reino de los Cielos es lo contrario de las cosas superfluas que ofrece el mundo, es lo contrario de una vida banal: es un tesoro que renueva la vida todos los días y la expande hacia horizontes más amplios”.

“Siempre en mi corazón, en mi vida. Amigas, familia, una gran compañera… Hasta pronto”. Así la despidió Lizy Tagliani, comprendiendo que a partir de ahora ya nada será igual.

La amiga y mano derecha de la conductora falleció anoche en la Clínica Suizo Argentina, a los 33 años. Tenía leucemia.

Querida por todos los que la conocen, reconocida por su solidaridad, generosa con su equipo de trabajo y jamás agrandada, este 2020 parecía el gran año de Lizy Tagliani. Al mando de El precio justo, desde la pantalla de Telefe todos los días se imponía con carisma y desparpajo. Pero los primeros días de junio se supo que había contraído COVID-19. Recuperada, hoy vive uno de sus momentos más tristes. Floppy Cucu (Fabián Peloc), su asistente y mano derecha a la que ella definía como una “hermana”, falleció a los 33 años.

 

 

Infobae

LeClub Gym
Full Color
CNUrbano

Más leídos

Corrientes ya tiene su nuevo “Museo de Ciencias Naturales”

En el antiguo zoológico ubicado en la Costanera de la ciudad Capitalina, se inauguró hoy el Museo de Ciencias Naturales Dr. Amado Bonpland. En dicha...

Corrientes: Niños viven en una carpa del B° Esperanza, necesitan ayuda ¡Urgente!

El pedido de solidaridad para con estos dos peuqueños y su mamá se dio a conocer a través del Facebook de Todo policiales de...

Francella y Lopilato contaron sus trucos para filmar las escenas de sexo

Ya transcurrieron 12 años desde que se lanzó la serie "Casados con hijos" donde interpretaban a padre e hija, hoy Guillermo Francella y Luisana...

Saladas: Presentó la edición 2017 de la “Fiesta Provincial de la Miel”

Será este viernes 27 de octubre a partir de las 9.30 horas en el SUM del Centro Cultural “Sgto. Juan Bautista Cabral” de la...

A partir del lunes habilitarán las tarjetas Mbareté

Los responsables del programa provincial a cargo del Ministerio de Salud Pública confirmaron que desde el lunes 4 se habilitarán los montos de la...
WhatsApp chat